05 octubre 2007

Introducción a los Lenguajes Artísticos

Marco de Referencia

Desde siempre, el hombre implemento códigos verbales y no verbales en su acción de comunicar y expresar, porque lo que convencionalmente denominamos mundo, es “dicho” por algún lenguaje. Estos códigos, constituyen diferentes lenguajes, que hoy se reconocen como diferentes campos artísticos.
El abordaje de su origen y de los elementos básicos y constitutivos de los diferentes lenguajes permite el reconocimiento de las estructuras específicas y las interrelaciones que todo discurso artístico posee, para luego indagar en los múltiples sentidos que ellos emanan.
La asignatura, es concebida como introductoria a los diferentes lenguajes artísticos. Sus contenidos responden a los objetivos generales planteados en la carrera y al perfil del titulo, contribuyendo a formar un profesional activo y sensible frente al hecho artístico. Esto es introducir al alumno en el lenguaje propio de cada campo desde su constitución general y sus elementos básicos y capacitarlo para la comprensión, el reconocimiento y la interpretación de una practica vital y ligada a la ética de una cultura; desarrollando criterios superadores de los gustos y preferencias personales o condicionadas, tal como lo requiere su perfil profesional.

Objetivos
  • Identificar y comprender los orígenes, culturales y preceptivos de los diferentes lenguajes artísticos y sus desarrollos vinculados a éticas culturales
  • Que el alumno conozca los principales ejes épocales y conceptuales que atravesaron el concepto de arte y artista en Occidente.
  • Analizar critica y creativamente las relaciones de tiempo-espacio que se generan ente los diferentes lenguajes del arte.
  • Reconocer a través de los conceptos de juego, fiesta y símbolo la relación gestor-espectador-realizador, en tanto herramientas antropológicas integradoras.

Hábitos, destrezas y habilidades especificas
  • Comprender los orígenes de los diferentes lenguajes artísticos y los identifique con practicas vitales y éticas de la cultura, y no solamente como cristalizaciones necesariamente legitimadas.
  • Conocer ciertas especificidades de cada lenguaje artístico, y poder reconocer sus actuales configuraciones con amplitud.
  • Comprender fenómenos estéticos actuales, no necesariamente legitimados en el campo institucional del arte.
  • Desarrollar la capacidad de analizar claramente las lecturas, logrando capacidad de síntesis y de esquematización conceptual.
Ideales y Actitudes
  • Fomentar actitudes de discusión de las distintas opiniones, respetando las ajenas, teniendo a la formación de juicios independientes y democráticos.
  • Combatir los prejuicios, el esquematismo y la naturalización de conceptos generados en concepciones etnocentristas y excluyentes, respecto a concepciones estéticas populares o diferentes.
  • Estimular los debates grupales, las preguntas y discusiones que promuevan el compromiso referido a su futura practica profesional frente a obras, artistas y producciones.
  • Desarrollar criterios superadores de los gustos y preferencias personales o condicionadas, tal como lo requiere su perfil profesiona
____________________________________________________________________
Teoría Transcultural del Arte
Adolfo Colombres. Ediciones del Sol, 2005

Capitulo II El rito, o la cultura como acto compartido.

3. Rito y Magia

Siempre el rito fue asociado a la magia, y no sin razón. Al analizar el ritual, encontramos tres tipos de elementos: a) El fin practico; b) La información cultural; y c) La fuerza magica.
El rito no se limita a la persecución de un fin, pues también a través de él se conservan y transmiten los fundamentos de la sociedad, por ser, al igual que el mito, de caracter esencialmente expresivo y simbolico. O sea, constituye un importante elemento de endoculturación o sociabilización. Pero es en su fuerza mágica donde reside su gran carga emocional, su posibilidad de transformar la realidad de alterar el devenir. (...)
Por su naturaleza y función, la magia no difiere demasiado del arte. Ambos ayudan al hombre a mantener su integridad psíquica frente a los desbordes del odio y las angustias del amor, y a dar un sentido a la vida a pesar del fracaso, la adversidad y la obra destructora del tiempo. Ambos se alimentan del deseo no satisfecho y constituyen no sólo un mecanismo de compensación emocional, sino también una forma válida y eficaz de conocimiento. Por lo general, el chamán es el hombe sabio de la comunidad, lo que prueba que por la magia, como por el arte, se puede cultivar la sabiduría. Decía Malinowski que la función de la magia es ritualizar el optimismo humano, reforzar su fe en la victoria de la esperanza sobre el temor: es el prevalecimiento de la estabilidad sobre la incertidumbre, de la confianza sobre la duda, de la euforia sobre el pesimismo. ¿Y no se espera lo mismo del arte? La función de la literatura, decía Guimaraes Rosa, es enseñar al hombre a maravillarse del mundo. Y se podría añadir que también a soportar lo irreversible y revertir lo reversible.



No hay comentarios.: